Nodudesmás.


-La locura es la mejor enfermedad

domingo, 22 de mayo de 2011

Media naranja

¿Te has sentido alguna vez en sintonía con algo? No una persona, no, otra cosa, un objeto, una fuerza mística, un pensamiento... algo que muchos ignorantes dicen que es de locos, pero que pocas personas saben cómo es el sentirse unido a algo, como una llave con su cerradura, como una raíz con su árbol o como un simple puzzle, donde todas las piezas encajan y como resultado no hay un puzzle, hay una unión, hay un lazo, hay una sola alma.
Una alma gemela, que te ilumina en la más oscura penumbra, una sonrisa que te quita cualquier lágrima, un diario donde no hace falta escribir, un reloj que no hace falta poner en hora, un Sol que no hace falta llamar para que de comienzo a otro día, porque nunca se va. Una sombra cosida, como tenía Peter Pan gracias a Wendy. Una conciencia, como Pinocho con Pepito Grillo. Una mejor amiga, como Nala con Simba. Una deseo, como en Aladdín. Una familia sin fronteras, como Tarzán con Kala. Una vida sin la palabra imposible, como en Hércules.
Es algo más que una simple pareja, es algo que más que la palabra amor, es algo más que este texto. Es más. Mucho más. ¿Ilusos? No lo creo. ¿Soñadores? Puede. ¿Locos? Quizá. ¿Hermanos? Seguro. Supera barreras, enfados, engaños, lágrimas, risas, conversaciones, peleas, confusiones, problemas... deseas contarle todo, deseas transmitirles tus sentimientos, tu forma de estar, y lo haces, pero sin hablar. Sobran las palabras, cualquier cosa estaría fuera de lugar, el silencio es el mejor compañero para este viaje. Lo notas corriendo por tu cuerpo, intentando entrar en él, una fusión de dos, y lo dejas, dejas que recorra cada parte de tu cuerpo porque forma parte de ti, sois uno. Y es mejor que todo lo que hayas vivido, más que un baile, más que unas copas de más, más que una siesta, más que un fajo de billetes, más que un peta, más que un chute de heroína, más que el sonido de la sirena dando comienzo al verano, más que una noche loca, más que un chocolate caliente en plena nevada, más que un niño con un chupete en su mano, más que una buche de vodka, más que un cine con palomitas. Más que todo eso junto. Es un rebujo de felicidad, éxtasis, entusiasmo, impotencia, fuerza.



¿Lo has sentido alguna vez? ¿Alguna vez te has sentido como una media naranja? No de alguien, sino de algo.

5 comentarios:

  1. Me encanta tu blog :) pasate por el mio cuando quieras .. soy nueva jaja
    Te sigo guapa un besito !

    ResponderEliminar
  2. muy chulo tu blog, te sigo si me sigues

    blackroseme.blogspot.com

    BESAZOS :D

    ResponderEliminar